Aumenta tu movilidad

10.000 pasos al día

Existe una iniciativa para que las personas se pongan el reto de hacer 10.000 pasos al día. En el enlace que os indico hay empresas involucradas y un fin “benéfico” para el medio ambiente (*). Personalmente no soy muy partidario de tener que depender de una app concreta para subir los pasos que damos, pero eso es lo de menos, porque la iniciativa es sencilla y no tiene por qué estar patrocinada por ninguna empresa. Se trata sencillamente de llevar una vida activa y no sedentaria.

beach-768642_1920

10.000 pasos por la playa mejor que por la ciudad

En otra ciudad costera vi un cartel con una ruta de senderismo muy interesante que bordeaba la costa hasta el puerto y volvía por una salinas, estimando que la ruta llevaría unos 10.000 pasos. Con la excusa de ver lugares nuevos a dar un paseo agradable fomentamos la movilidad. Los 10.000 pasos es sólo una referencia, un número que quiere decirnos que tenemos que movernos.

Actividad, mucha actividad: el éxito a la movilidad

No tiene por qué ser pasos, ni siquiera la práctica de un deporte, puede ser cualquier tipo de actividad. De hecho es incluso más saludable llevar una rutina de actividad diaria antes que asistir a 3 clases semanales de cualquier deporte. Ahora bien, antes de llevar una vida sedentaria mejor asistir unas pocas clases programadas de cualquier actividad.

Y si el trabajo o ciertas obligaciones nos imponen el sedentarismo siempre podemos luchar contra él. Tal vez veas muy raro levantarte cada cierto tiempo de tu puesto de trabajo para hacer unas flexiones y sentadillas. Si no te atreves con esto puedes al menos levantarte y subir unas escaleras, tirar las botellas de plástico y preguntar al compañero de la última planta que tal el fin de semana (escaleras mediante).

handball-2361778_1920

Moverse, moverse y moverse

Puede parecer o ser ejemplos tontos, pero si cambias tu chip mental y escribes la palabra movilidad en tu mente tratarás de estar activo durante más parte de tu jornada. Esto te asegura una mejor calidad de sueño, un mayor apetito, mejor salud y más felicidad.

Retos de actividad

Una de las experiencias más alucinantes que puedes probar es hacer ejercicio justo al poco de levantarte. Si, puede parecer muy difícil, pero va a poner a prueba tu tesón y tu motivación. Cuando hayas terminado tu rutina de ejercicio, salgas de la ducha y comiences tu jornada diaria puede que no te parezca tan mala idea.

jungle-1807476_1920

Moverse y en un entorno natural suma beneficios

Cualquier reto que te pongas para aumentar tu movilidad cuenta. Aquí te resumo algunos de los más interesantes:

  • Reto de los 10.000 pasos. Camina 10.000 pasos todos los días.

  • Reto del ejercicio nada más levantarse. Muy unido al anterior. Existen muchas posibilidades de hacer circuitos de ejercicio de menos de 15 minutos. Aquí en el blog os explicamos algunos: 1, 2, 3 y 4. Ojo con realizar cierto tipos de ejercicios sin haber calentado de forma correcta, como por ejemplo el peso muerto.

  • Reto de las 100 flexiones y 100 sentadillas. A lo largo del día ponte de reto sumar 100 flexiones y 100 sentadillas, algo que tal vez no te atrevieras a hacer en una sola sesión de gimnasio, puedes tratar de hacerlo a lo largo de todo un día. Así te fuerzas a levantarte cada poco tiempo .

  • Reto de salir al menos una vez a la semana al campo, la sierra, la playa o el parque. Y si puede ser con mayor frecuencia mucho mejor. Los que vivimos en las ciudades debemos ponernos esto como un reto, mientras que los que viven en poblaciones pequeñas deben aprovechar esta circunstancia al máximo.

  • Cualquier reto que te obligue a moverte y si es poco pero con mucha frecuencia ¡mejor aún!.

(*) El reto consiste en caminar 10.000 pasos diarios durante 3 meses. Si entre todos se consigue, Sanitas donará 500 árboles para reforestar una zona incendiada en la Sierra de Gredos.

Anuncios

Ética ¿moda o realidad?

La ética: ¿una escala de grises?

Por varios motivos diferentes esta semana ha pasado por mi mesa el tema de la “ética” empresarial, y en general que supone la ética en todo lo que hacemos.

Por un lado tenemos actuaciones políticas que pueden considerarse como justas, pero llevadas a cabo por personas que en su carrera profesional han tenido conductas poco éticas. ¿Es ético que dichas personas sigan en sus cargos públicos, o en cualquier cargo?. Empezamos a entrar en un terreno lleno de grises, porque la pregunta que ronda la cabeza es si hay varios niveles para la ética.

¿Es lo mismo copiar en un examen que falsificar las notas o engañar en un curriculum vitae?. Yo diría que todas estas cosas no son éticas, aunque el impacto de cada una es diferente y hay supuestos que tiene más aceptación que otros. ¿Dónde está el límite?. ¿Qué aceptamos?. ¿Exigimos a todos por igual o a nosotros nos exigimos de forma diferente?.

lying-1562272_1920

Mentir o engañar, ¿aceptamos todo, nada o algunas cosas?

Son simples preguntas pero de respuesta compleja.

La ética como tema de examen

Por otro lado durante un examen que realicé hace unos días, me encontré con la siguiente pregunta, formulada más o menos de esta forma: Eres el líder de un proyecto que necesita construir una fábrica en otro país. En dicho país por ley a las mujeres se las paga un 50% menos que a los hombres. ¿Qué sugieres hacer a la dirección de la empresa?:

  1. Construir la planta y negociar con las autoridades locales el sueldo que se va a pagar a las posibles empleadas.

  2. Construir la planta pero no contratar a mujeres.

  3. No construir la planta.

  4. Pagar a las mujeres igual que a los hombres.

Os dejo pensarla. Solo una es considerada correcta. Yo no acerté y pensándolo bien parecía más evidente de lo que supuse al principio.

arrow-2110610_1920La importancia de una correcta ética

Y por último el título de la entrada, ¿moda o realidad?. ¿Puede una empresa o un gobierno pregonar y pedir conductas éticas a sus empleados o ciudadanos y no predicar con el ejemplo?. No parce muy ético ¿verdad?. Pero antes de culpar al resto debemos mirarnos a nosotros mismos. Es fácil criticar una conducta, pero ¿podemos asegurar que nosotros no somos así?. Creo que es importante empezar por uno mismo.

Es cierto que una persona sin ética y con gran poder puede causar un daño mayor que aquel que tiene menos poder, pero puede que mañana esa persona gane poder y entonces la falta de ética provocará el mismo daño. No vale justificarnos diciendo que en nuestro caso son detalles pero que si tuviéramos más poder obraríamos bien. La realidad ha demostrado que esto no tiene por qué ser así.

Independiente del poder que tengamos sobre los demás, la ética debe guiar cada una de nuestras decisiones y así nunca nos debemos preocupar si estamos en el límite aceptable o no. Salvo complejos dilemas morales en general el sentido común suele ser una buena guía, y ponernos en el lugar de los demás también ayuda.

ethics-2991600_1920

A veces no resulta tan fácil distinguir lo correcto de lo incorrecto, pero hay guías para elegir bien. La principal está en nosotros mismos.

Entristece ver como personas en las confiábamos realizaron conductas muy poco justificables aun incluso si el fin era bueno. La ética no la debe imponer la dirección de una empresa o un gobierno, puede darnos guías pasar saber dónde están los límites, pero la ética parte de uno mismo. Y aunque parezca de Perogrullo no parece aplicarse, porque muchos sólo vemos las malas conductas en los demás.

He aquí mi pequeño alegato por una correcta ética personal y profesional, que como casi todo nace de uno mismo.

Entrenamiento #4: Planchas y Hombros

Hoy sin ir más lejos he realizado este entrenamiento que podéis meter en vuestro plan de manera aleatoria. Para realizar el entrenamiento de planchas solo hace falta un suelo, y para el de hombros unas bandas elásticas que podéis encontrar en muchas tiendas de deporte a precios muy asequibles.

sport-1685977_1920

Plancha frontal pero para no sobrecargar los triceps y focalizar el trabajo en la zona abdominal mejor apoyar los codos en el suelo.

El circuito de planchas debe adecuarse al nivel de cada uno. Las pautas para construir el circuito son:

3 series de 3 ejercicios: plancha normal y dos planchas laterales una por cada lado. La duración de cada plancha fijadla no muy lejos de vuestro máximo pero con margen. Los descansos entre ejercicios, es decir entre las tres planchas, deben de ser inferiores a 30 segundos. Los descansos entre las 3 series: aproximadamente 45 segundos.

Con los ejercicios de hombros cogemos las bandas por los dos extremos y pisamos el centro de la banda con nuestros pies como puede verse en la figura de abajo. Podemos coger con las manos el extremo correspondiente o el contrario según el ejercicio (segunda imagen). Podemos inclinar el tronco hacia delante sin arquear la espalda para jugar con la tensión de la banda (segunda imagen), o cogerla más cerca del extremo o más lejos, pero tal como está marcada en la imagen es suficiente para la mayoría:

1

Posición inicial para la mayoría de ejercicios

3

A mi me gusta esta posición para casi todos los ejercicios

Aquí se pueden hacer 4 ejercicios para empezar: adelantar los dos brazos hacia delante, abrir los brazos como un pájaro como se indica en la imagen de arriba, abrir los brazos con los codos flexionados, y rotar los brazos con los codos flexionados 90º como en la imagen de abajo. Este último ejercicio se puede hacer también de pie.

2

Podemos hacer esta rotación de hombros de pie

Para no comenzar sobrecargando los hombros demasiado podemos hacer 3 series de los 4 ejercicios marcados con los siguientes tiempos:

  • Tiempo de cada ejercicio de 10 a 30 segundos
  • Descanso entre ejercicios: de 30 a 10 segundos
  • Descanso entre series: de 50 a 25 segundos

Y si todo esto lo hacemos en ayunas mejor que mejor :). Luego a currar, a dar un paseo o hacer algún aeróbico. Y con eso tenemos una mañana que nos deja listos y a tope de energía y moral.

Entrenamiento #3: sol, ayuno y sudor

Hoy publicamos uno de mis entrenamientos preferidos. Ideal para antes de empezar el día. Activación, fatiga, esfuerzo y a comenzar el día con una sonrisa.

Lo primero es hacer el entrenamiento en ayunas. Si nunca has hecho ejercicio ayunando este puede ser un buen comienzo. Ten a mano algo de alimento, pero trata de tomarlo después del entrenamiento. Al ser un entrenamiento muy corto (menos de 15 minutos) tendrás reservas de sobra sin necesidad de comer nada.

Pero ve probándote. Podemos readaptar nuestro Cuerpo a ejercitarnos con el estómago vacio.

Lo segundo es hacer el ejercicio a ser posible recibiendo los rayos de la luz del sol. Es la forma de dar los buenos días y comenzar a sintetizar vitamima D. La sensación de hacer este entrenamiento con los rayos del sol presentes da una sensación muy satisfactoria. Probadlo y me decís.

Y por último: el sudor. Porque vas a sudar. Haz 20segundos de una flexión hindú o flexión vertical con los pies apoyados o semi-flexión vertical, en el nivel que puedas. Descansa 30segundos y repite esta secuencia 12 veces.

Haz lo que puedas pero aprieta los dientes y esfuérzate. Son unos 10minutos que harán más por tu salud que muchas horas del día.

 

 

Entrenamiento #2: no siento las piernas

Hoy vamos a por el segundo entrenamiento. Aunque lo podéis hacer en casa es mejor hacerlo al aire libre como siempre digo.

Aunque el entrenamiento de piernas requiere a veces de pesas, hoy os propongo un entrenamiento que no requiere material adicional y para nada lo considero para principiantes.

El plan se basa en dos sencillos ejercicios: sentadilla y salto a la pata coja.

Serie #1: salto a la pata coja con una pierna (20s) y seguimos con la otra (20s), así hasta recorrer 50m (si llegáis 😆). Si se os queda corto haced 50m más. Para descansar hay que hacerlo a la pata coja. Repetir esta serie x3.

Serie #2: coged “a caballito” a vuestra pareja, un amigo o quien sea y haced una sentadilla profunda cada dos pasos. Asi hasta hacer 50m (100m si estáis más fuerte que la vinagre💪💪). Repetimos esta serie x3. Si no se presta nadie a ser llevado lo sustituimos por sentadillas a una pierna de forma alterna.

Si hacemos esto en un terreno inclinado ya ni os cuento si vais a decir: “Dios mio, no siento las piernas”.

Y para los que quieran más una Serie #3: subida a la pata coja por escaleras (8 con cada pierna). Subiendo unos 40 peldaños nos podemos considerar unos machacas.

Parecerá una tontería, pero este es uno de los entrenamientos más intensos que hay y trabaja: potencia del tren inferior, resistencia, capacidad anaeróbica y otras mejoras metabólicas.

Acaba el entreno con un sprint a fuego de 200m y una merecida ducha😅.

Improvisando actividades físicas. Entrenamiento #1

En este blog ya hemos hablado mucho de planes de entrenamiento. Sabemos de sus ventajas y lo que aportan, pero hoy hablamos de casi todo lo contrario: improvisación.

Cuando llevamos cierto tiempo siguiendo un plan hay que modificarlo, de modo que la variedad hace que el Cuerpo reaccione a estímulos nuevos.

Pues yendo un paso mas allá y sin caer en la anarquía os propongo improvisar entrenamientos de vez en cuando. Hay ciertos momentos en que la improvisación nos puede ayudar mucho: viajes de trabajo, uso de transporte público (si, hay planes para estos momentos, falta de tiempo, esas ocasiones en que nos despertamos minutos antes de que suene el despertador, días de cansancio, días de lluvia o mal tiempo, etc.

1000259

Good Morning Vietnam

Iremos poniendo una serie de planes aleatorios que yo mismo he puesto en práctica. Son solo ejemplos, pero os pueden dar pistas para vuestra improvisación.

Plan#1: Good morning Vietnam.

Plan ideal cuando por lo que sea nos despertamos algo antes de la hora objetivo. Como ya nonos vamos a volver a la cama merece la pena activarse por completo. Este plan lleva 5-6min, te activa y la ducha posterior es un premio. Nos deja nuevos para ir a donde sea, como si ya hubiesemos hecho el esfuerzo del día.

Lo mejor es hacerlo en ayunas y luego si queremos tomar algo después de la ducha. Nos podemps poner algún temazo musocal como los que ponía el personaje de Robin Williams en la película Good Morning Vietnam jeje.

El plan es muy sencillo: cada ejercicio dura 20s con descansos de 10s. Cada 5 ejercicios descansamos 1minuto. Así hasta llegar a 5-6 minutos. Como mucho haced 8-9 minutos.

Ejercicios: 1burpee + 1burpee + 1plancha lateral + 1burpee + 1burpee.

Y pronto más planes.

Flexibilidad en el entrenamiento y en la vida – “El Project Management” de la vida

Si algo aprende uno con el paso del tiempo es que más importante que hacer una buena  planificación, es saber adaptarla. La vida es un continuo replanificar, por muy estructurados que queramos ser. Incluso la mejor planificación no está exenta de imprevistos.

Cierto es que muchos de estos imprevistos se pueden prever y crear un escenario para cubrirlos. Es básicamente lo que hace la gestión de riesgos en un proyecto. Pero incluso aun así habrá imprevistos, tareas que lleven más tiempo del previsto, problemas de recursos, o cualquier otra eventualidad que obligue a replanificar una y otra vez.

Replanificar sin sentido no vale, lo difícil es replanificar tratando de mantener el objetivo principal pero sin hipotecar nuestra salud.

Un ejemplo

Veamos un ejemplo concreto con posibles replanificaciones e incluso una pequeña gestión de riesgos.

Plan original: correr 40km en una semana, repartidos en 2 días de 8km suaves, una tirada larga de 16km y un día de series (8x500m + 4x1000m). Por motivos laborales este es el reparto:

L

M

X

J

V

S

D

8km suaves

N/A

Series (8x500m + 4x1000m)

N/A

8km suaves

N/A

16km

Ahora vamos a identificar un riesgo.

Riesgo#1: puede que vayamos el fin de semana de viaje con unos amigos. Y no, no podremos salir a correr jeje.

A todo riesgo hay que asignarle una probabilidad y severidad para ver cómo afecta en el cumplimiento del plan. Esto no hacer falta hacerlo es sólo por poner un ejemplo de gestión de riesgos. Para hacer una buena replanificación los cosas son más sencillas.

Probabilidad Riesgo#1: Alta. Dado que si el miércoles vemos que hace buen tiempo nos iremos y de momento no tiene mala pinta.

Severidad Riesgo #º1: Media-Alta. No hacer la tirada larga haría que nos quedáramos en 24km, muy por debajo del objetivo de 40km.

Con la probabilidad y severidad iríamos a una matriz de riesgo y le asignaríamos el impacto, que en este caso es considerable, por tanto tenemos que establecer un plan de mitigación de dicho Riesgo.

Plan de mitigación del Riesgo#1: Dado que el miércoles ya sabremos si nos vamos o no, cambiaríamos el plan de esta forma:

L

M

X

J

V

S

D

8km suaves

N/A

20km

Series (8x500m + 4x1000m)

4km suaves o nada

N/A

En este caso si podemos el viernes salimos solo 4km suaves, pero si no tenemos tiempo haremos en total 36km y no habremos restado nada de las series que es el entrenamiento de calidad. Eso si, nos exige hacer las series el día después de una tirada agotadora, así que hay que tener cuidado con comprimir tanto, pero podría ser aceptable. El problema vendría en tratar de seguir este plan incluso con malas sensaciones.

Pues bien, tenemos un Plan A y un Plan B (Plan de mitigación del Riesgo#1), perfecto.

Ahora comenzamos la semana sin mayor problema. El miércoles confirmamos que hay buen tiempo el fin de semana y por tanto vamos al Plan B (Plan de mitigación del Riesgo#1), pero ese mismo miércoles se nos complica el día en el trabajo y por una urgencia tenemos que salir más tarde ¿y ahora qué?. Pongamos dos replanificaciones diferentes:

Replanificación para cumplir objetivo inicial: Pues nada, como hay que hacer 20km ese mismo miércoles los hacemos y punto. Los hacemos tan tarde que no llegamos a cenar a nuestra hora, cenamos tarde y nos acostamos tarde, encima como tenemos el cuerpo todavía activo nos cuesta dormir y dormimos poco ¿os acordáis de la importancia de dormir lo necesario y hacerlo bien?.

Como al día siguiente nos tocan la series y no queremos fallar, las hacemos pero en la última nos da un pinchazo considerable. Al día siguiente hacemos los 4km estipulados con ligeras molestias. Terminamos la semana con una pequeña lesión pero hemos cumplido los 40km!!!

Replanificación para objetivos mínimos: vemos que no vamos a poder hacer los 20km por tiempo así que movemos todo de nuevo:

L

M

X

J

V

S

D

8km suaves

N/A

Series (8x500m + 4x1000m)

10km suaves

4km suaves o nada

N/A

Ejecutamos el nuevo plan y el viernes el cansancio nos pide no hacer ni los 4km previstos, así que terminamos la semana con 26km, ¿desastre total?. Bueno hemos escuchado al cuerpo y hemos parado algo, pero hemos realizado las series que es el entrenamiento de calidad y estamos en plena forma para comenzar la siguiente semana a tope.

Replanificar de forma correcta

¿Quién pensamos que ha replanificado mejor?. Aquí parece evidente ¿o no?.  Yo personalmente me quedo con 26km sin lesión. La respuesta si se diera este caso en la  realidad sería dificil, porque no podemos preveer si nos podemos lesionar o si la carga va a ser excesiva, pero lo que si sabemos son dos cosas a tener presentes en toda replanificación:

Permanecer estrictos al plan original es un objetivo, pero no una obsesión. Tenemos que estar preparados para múltiples imprevistos que pueden hacer que incluso no podamos hacer nada del plan. Hay que ser flexibles y no frustrarse, si no reaccionar de forma rápida y proponer un nuevo plan, y esto tantas veces como sea necesario.

sad-597089_1920

Nada de frustarse con una mismo por no cumplir un plan. Readaptamos las veces que haga falta

Por otro lado se suele tender a querer cumplir el pan original comprimiendo el tiempo, ya sea reduciendo descanso o sacando tiempo donde no lo hay. Hay que ser muy cuidadoso con todo esto. Si se nos reduce el tiempo de entrenamiento, hay que reducir el objetivo de forma similar y no desesperarse por ello.

Una cosa es lidiar con imprevistos o prioridades y otra cosa es inventar excusas para no seguir el plan por desgana. Si sabemos distinguir entre ambas, no hay que tener ningún remordimiento por no ser capaces de cumplir los objetivos iniciales.

change-948024_1920

La vida es un continuo cambio. El plan es nuestra visión del escenario posible, pero no tiene que ser el resultado final

En el arte de replanificar está el arte de sentirse a gusto con uno mismo, sabiendo que hemos hecho lo más razonable en la medida de nuestras posibilidades. Sin excederse sometiendo el cuerpo a un estrés excesivo ni dejándonos llevar por la desidia, habiendo hecho mucho menos de lo que era razonable.

Disfrutando de la felicidad ajena

Pensando un poquito en los demás

Salida con la bici, ritmo suave-medio, buen entrenamiento, mucha gente va y viene con diversas bicis. Atrás han quedado los días de lluvia y los ciclistas salimos como setas, de repente al lado de un carril bici se encuentra un ciclista enredado en un cambio de cámara.

Paras y preguntas ¿necesitas algo? ¿tienes todo? ¿te ayudo?, el hombre responde: “muchas gracias, todo bajo control”, pero el gesto se agradece y mucho. Que alguien se ofrezca a ayudar, lo necesites o no, no tiene precio. Te da la sensación de nunca estar sólo, de que siempre que haya gente puedes contar con su ayuda, y muchas veces no tienes ni que pedirla.

tyre-1571233_1920

Podemos quedarnos tirados en medio de ningún lado o buscar alternativas. Con ayuda de alguien cualquier alternativa será mejor.

Este tipo de actos nada egoístas puede hacer felices a los que nos rodean. Con el ejemplo de la bici hay quien prefiere no parar por no “romper” su ritmo y entrenamiento, es cierto que quien necesita ayuda la suele pedir, pero un gesto de ofrecerse nunca sobra.

Observando la felicidad en los demás

Tenemos alimento para dar de comer a unos flamencos en un estanque, los animales están acostumbrados y está permitido darles de comer. Los flamencos con su raro pico comen con la cabeza de lado en la palma de tu mano y te hacen cosquillas, nos reímos mientras disfrutamos de la conexión con tan bellos animales.

flamingo-3309628_1920

Enlazando con los animales. Conexión con la Naturaleza

Un niño situado al lado nos mira con los ojos como platos, su madre y él no tienen alimento y nos observa asombrado mientras nos reímos. Le damos un puñado de alimento para flamencos. No está muy confiado y extendemos con él la mano, sólo observarle cuando los flamencos cogen el alimento de su mano, con los ojos más abiertos si cabe y con una sonrisa en la boca, vale más que nuestra propia experiencia. Le damos todo el paquete de alimento. Estamos disfrutando más con su experiencia que con la nuestra.

Los niños cada día viven una nueva e ilusionante aventura que muchos adultos ya hemos perdido.

Felicidad ajena

Este tipo de pequeños actos es lo que llamamos disfrutar de la felicidad ajena. Nos ayuda a no ser tan egoístas, cosa que solemos ser por defecto y además permite disfrutar de experiencias en otros. Normalmente se suele hacer con los hijos de cada uno, de forma que volvemos a vivir experiencias pasadas a través de los ojos de nuestros hijos, pero podemos ampliar la experiencia a otras personas. A personas que no conocemos, pero que de una forma u otra estamos ayudando.

joy-2483926_1920

¿qué es la Felicidad? Más dificil de definir que de observar

Son pequeños gestos, ¿pero cuantos pequeños gestos nos hacer alegrarnos al día? Y que difícil se nos hace encontrar tiempo para esos pequeños gestos. Ese tiempo que dedicamos a pensar en otros producen felicidad por partida doble, a quien los da y quien los recibe, entonces ¿por qué no los ejercemos más frecuentemente?.

No se trata de hacer un experimento de cadena de favores en el que cada persona tiene un gesto altruista con tres personas más y así sucesivamente, basta con moldear nuestra forma de ser para que en nuestra rutina diaria esté el ayudar, preguntar o interesarse por alguien. ¡Hasta un buenos días puede contar!.

Hemos hablado del enorme poder que tenemos para cambiar nuestra realidad. Si conseguimos hacer esto ya estamos en el camino para el mayor de los retos ¿por qué no ayudar a cambiar la realidad para los que nos rodean?.

lion-3012515_1920

No es tan idílico como parece, ni tan difícil, sólo necesitamos sacar nuestro pensamiento centrado en nuestro ego de cuando en cuando. Si experimentas la sensación de ver la felicidad en los otros y sientes la experiencia, es muy probable que vuelvas a repetirla.

Adaptando la realidad

Una pequeña historia

adventure-1807524_1920

Un reto. Dos Mentes

Calor, una subida interminable, camino lleno de piedras sueltas, dos personas tratando de subir lo más rápido posible. Ambas con forma física similar, habiendo descansado y comido lo mismo. Una llega derrotada, con cara de haber sufrido casi todo el camino. La otra llega fatigada pero con una sonrisa de satisfacción. Hablamos con las dos para ver que sensaciones han tenido durante la subida.

A una la subida le ha parecido más larga, sus pensamientos han sido muy negativos durante toda la subida, quejas continuas sobre el calor, que si había muchas piedras, que si el aire molestaba, que si parecía que ya terminaba y luego quedaba otro trecho, que si no llevaba el mejor calzado, que sí tenía que haber comido más.

La otra tiene la sensación de que la subida fue más corta, hacía calor pero no era agobiante, le ayudó a romper a sudar y coger un ritmo, el hecho de sortear las piedras hizo más entretenida la subida y hacía que cada paso fuera diferente, obligando a mantener una concentración, no siendo una camina monótona. El aire lejos de molestar limpiaba el sudor de su cara y el hecho de no ver dónde terminaba la subida lo hacía menos duro, porque se trataba de ir alcanzando metas cortas.

raise-3338616_1920

Percepciones extraordinarias

Podemos imaginar que la misma experiencia ha sido muy diferente para ambas y el principal factor ha sido los pensamientos de cada uno, que han hecho que las realidades de ambos sean tan distintas.

No es la primera vez que hablamos de algo así en el blog (ver entrada de positivismo), ni siquiera será la primera vez que hayamos experimentado algo parecido. ¿Cuántas veces hemos visto gente que sale de la misma actividad con una sonrisa en la cara y otros con cara de sufrimiento?. Pues aunque hay muchos factores que se nos escapan, hay uno que siempre podemos controlar: los pensamientos.

Pensamiento y realidad

Existen teorías que dicen que son los propios pensamientos los que cambian la realidad, de hecho en la física cuántica el observador es el que hace que se de uno u otro resultado, curioso, ¿no?.

quantum-mechanics-1525470_1920

Cuántica y Mente: todo un mundo por descubrir

Si espero un comportamiento de onda, veo una onda y si espero un comportamiento de partícula, veo una partícula. Aunque dicho así es mucho simplificar, el caso es que aunque no nos creamos que en parte con nuestros pensamientos estamos cambiando o adaptando la realidad, y pensamos que la realidad es inmutable, sólo el hecho de pensar en ella de forma diferente, si sirve para que la realidad cambie para nosotros.

No tengo que hablar de experimentos de física cuántica para deciros que yo mismo he experimentado realidades muy diferentes sólo cambiando mi actitud mental. Este poder de la Mente cada vez es más usado en ámbitos muy diferentes, como por ejemplo el ámbito deportivo de alto nivel. Hay deportistas que parece que la suerte les acompaña, y lo que es común en la mayoría de ellos es que mientras compiten no les sobreviene un pensamiento negativo.

Y si es el caso, su rendimiento se ve disminuido. Es muy común verlo en ciertas carreras dónde algunos al ser sobrepasados se vienen abajo, mientras que si no les hubiesen rebasado hubiesen podido mantener el ritmo por más tiempo. Todo es igual salvo la actitud mental, y la realidad cambia.

sadness-2667464_1920

Hemos de analizar porque a veces nos venimos abajo

¿Podemos entrenar la Mente para cambiar la realidad?

Al igual que entrenamos el Cuerpo hay que entrenar la Mente. El problema es que para entrenar el Cuerpo hay una serie de planes, series, ejercicios, repeticiones, tablas, tiempos, velocidades, pero para entrenar la Mente no existe esto. Suele ser un trabajo más individual y no tan tipificado.

Ahora bien, hay una regla general que puedes aplicar y que no te va a hacer ningún mal. Piensa de una forma positiva, no irrealista, si no positiva. No hay que obviar lo malo o lo negativo, pero si centrar nuestros esfuerzos en lo positivo.

god-1798658_1280

El poder de la Mente

No hay que desear la lesión de rival, si no pensar en nuestro rendimiento, no hay que envidiar la forma física o el tiempo de entrenamiento del vecino, si no felicitarnos por nuestros esfuerzos. Lamentarse no suele ayudar mucho, pero pensar qué salió mal, sacar una lectura de que vamos a cambiar y reforzarnos en las cosas que hicimos bien, nos va a ayudar mucho más la próxima vez.

Esto hay que practicarlo muchas veces hasta que empieza a formar parte de nuestra forma de ser. Hasta tal punto que pasaremos de ser el “tio pegas” al “tio que siempre tiene una solución a un problema”.

boys-286151_1920

La Felicidad está más cerca de lo que parece

Además tiene la enorme ventaja de hacer más felices a quienes nos rodean. La tristeza, la autocompasión y la negatividad son un sumidero que oscurece a quienes están a su alrededor, pero la felicidad, las ganas, la sonrisa, la amabilidad también iluminan el entorno. Y en la medida de cada uno siempre podemos elegir entre luz u oscuridad. Si joven padawan, escoger tu puedes.

Pensamientos que hacen una realidad mejor, ya cambien la realidad en sí, o la percepción de la misma sólo pueden traernos cosas buenas. La próxima vez que afrontemos esa pedregosa subida con calor, lo mismo querremos volver a repetirla una vez lleguemos a la cima. Y ni el calor, ni las piedras habrán cambiado aunque nosotros lo creyéramos y deseáramos firmemente ¿o si?….