Naturaleza sanadora. El bosque mágico (Shinrin-Yoku)

Un poco de Historia y evolución.

Si pensamos en que entorno nos hemos desarrollado como especie, nos vendrá a la mente la jungla, la selva o el bosque. Como especie hemos pasado la mayoría de nuestro tiempo evolutivo rodeados de vegetación. En la historia humana la vida en ciudades representa una parte muy pequeña. Si comparamos el origen del Homo Sapiens Sapiens, hace unos 150.000 – 200.000 años, con el inicio de los primeros asentamientos hace unos 10.000 años, y con el surgimiento de las primeras ciudades, hace aproximadamente 5.000 años, podemos comprobar que evolutivamente hemos pasado mucho más tiempo en entornos naturales. Además, no hay que olvidar que antes de la aparición del Homo Sapiens Sapiens, evolucionamos a partir de especies homínidas, que durante muchos miles de años habitaron y se adaptaron a éstos medios naturales.

evolution-297234_1280
La evolución nos enseña el camino. Imagen: pixabay.com

Por tanto, desde un punto de vista evolutivo, no es de extrañar que nuestra genética y equilibrio hormonal se encuentren más habituados a un entorno natural. Aunque podamos no ser conscientes de ello, nuestro Cuerpo y nuestra Mente esperan un entorno al que se han adaptado durante muchos miles de años. La genética general de una especie no evoluciona tan rápido en tan sólo 5.000 años. En esa franja de tiempo se pueden producir pequeñas adaptaciones genéticas en algunos grupos de población. ¿Quiere esto decir que la Naturaleza puede ayudarnos en el mejor desarrollo del Cuerpo y la Mente?. Efectivamente, nos puede ayudar de muchas formas. En la entrada de hoy hablaremos tan sólo de una de ellas.

Sumérgete en el bosque: shinrin-yoku.

Hablamos de una terapia japonesa que consiste en pasear por el bosque: shinrin-yoku, que en una traducción muy literal significaría baño de bosque.

Para los que sigaís siendo escépticos recurramos entonces a estudios científicos.

20151014_180819
Vistas desde la oficina de nuestros antepasados.

Evidencia científica.

En este estudio llevado a cabo en 24 bosques de Japón, 12 personas realizaron visitas a bosques y ciudades. La conclusión es que la visita a los bosques:

  1. Reduce las concentraciones de cortisol. El cortisol es una hormona liberada bajo situación de estrés. Aumenta el nivel de azúcar en sangre, reduce la formación ósea y disminuye la actividad del sistema inmunológico. Esto es así porque cuando percibimos una amenaza, como puede ser escapar de un depredador, se activan las funciones primarias para enfrentarla a consta de anular el resto, que no son fundamentales en ese instante. El problema viene cuando esa amenaza se prolonga en el tiempo. En ese caso concentraciones elevadas de cortisol resultan perjudiciales.

  2. Reduce el pulso cardiaco. Aumentar nuestra actividad cardiaca sin necesidad no tiene sentido.

  3. Baja la presión sanguínea. Igualmente, no hay necesidad de un aumento de la presión si no estamos realizando una actividad física intensa.

  4. Incrementa la actividad del sistema nervioso parasimpático y disminuye la del simpático. El sistema simpático es el que nos prepara para la amenaza, incrementando la respuesta hormonal frente al estrés. Como hemos visto, ésto resulta perjudicial si se prolonga en el tiempo.

En otro estudio, se comprueba que los baños de bosque incrementan los niveles de las células llamadas anti-cáncer, teniendo un efecto preventivo en la generación y desarrollo del cáncer. El porqué de ésto tambien se describe en el estudio. Al pasear por el bosque inhalamos sustancias volátiles derivadas de los árboles llamadas fitoncidas (phytoncides), que son compuestos orgánicos volátiles antimicrobianos. Al parecer la liberación de estas sustancias tiene gran impacto en el aumento de las células anti-cáncer.

Este otro estudio, revisa más de 52 artículos científicos para concluir en los beneficios de una exposición a entornos de Naturaleza.

En este estudio comparativo entre 19 hombres de mediana edad, se constata que los baños de bosque, reducen significativamente los indicadores hormonales y cardiovasculares de la fatiga, ansiedad y depresión.

En otro estudio más, los resultados indican que el shinrin-yoku tiene efectos beneficiosos para los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica de avanzada edad, ya que reduce la inflamación y el estrés.

forest-srping
Tanta evidencia científica me abruma. Mejor me voy al bosque.

Existen muchos estudios más reportando los beneficios de esta terapia, pero no se trata de mencionarlos todos aquí. Simplemente, saber que son muchos los estudios científicos realizados en grupos de control, avalando el beneficio de esta terapia.

Conclusión y Héroe Completo.

Si quieres realizar una actividad física para desarrollar tu Cuerpo, prueba a hacerla en un bosque: senderismo, carrera de montaña o mountain bike son algunos ejemplos. Completa la jornada con una comida saludable en ese bosque. Los efectos del shinrin-yoku duran varios días, pero recomiendo acudir con cierta frecuencia.

Si quieres desarrollar el camino de la Mente, también te invito a acudir a un bosque. Ya veremos en una entrada futura los beneficios de estudiar en entornos diferentes al habitual. Además, puedes pasear y dejar que tu modo difuso de pensamiento elabore nuevas ideas como explicamos en esta entrada. Si llevas tiempo usando tu modo focalizado, y no encuentras solución a ese problema complejo, o no acabas de dar con la nueva idea de tu negocio, pasa a tu modo difuso paseando por el bosque. Es más que probable que encuentres la inspiración.

Un lugar ideal para realizar una meditación profunda es el bosque. Si estás iniciándote en el camino del Espíritu, o simplemente tienes curiosidad, te sugiero que te sumerjas en un bosque, respires hondo y comiences una meditación. Buda alcanzó la iluminación bajo un árbol.

buddha-562030_1280
La iluminación de Buda llegó bajo el árbol de Bodhi. Imagen: pixabay.com

Como ves, los tres pilares se fortalecen en la Naturaleza. No es necesario volver a vivir al bosque como nuestros ancestros, pero de cuando en cuando visita la que una vez fue tu casa. Internamente lo agradecerás.

9 comentarios sobre “Naturaleza sanadora. El bosque mágico (Shinrin-Yoku)

  1. Otra buena entrada en esta gran y grata sorpresa de blog, mi enhorabuena 😉
    Cabe destacar que el bipedismo (entre otras capacidades) se desarrolló en los primates al verse obligados a descender de los árboles en busca de alimento por una disminución de los bosques hace millones de años. Quizá ese recuedo de nuestro verdadero hogar aún persiste resonante en nuestra mente. Yo que he hecho tirolina a gran altura entre árboles no he sentido comodidad que digamos, jeje, pero la perspectiva respecto a la grandeza y pequeñez de las cosas (y no sólo en tamaño) cambia mucho ahí arriba.
    El aporte de estudios serios que avalan los “baños de bosque” es todo un acierto anti-escepticos 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s